Los mayores aprendiendo nuestro deporte vernáculo. BOLO PALMA